Guía práctica para aficionados al sexo anal

Muchos sois los que os habéis interesado por el sexo anal y como introducirlo en la pareja y la forma de hacerlo sin dolor. Aquí os ofrecemos un completo artículo que os dará muchas respuestas.

Comenzaremos con unas pequeñas observaciones:

1. El sexo anal puede ser divertido, seguro y entretenido si sigues los pasos adecuados para seguir manteniéndolo seguro, de lo contrario puede ser doloroso e incluso peligroso.

2. El ano puede ser una zona extremadamente erógena, pues dentro de éste se encuentran mucho
más terminales nerviosas que en otras partes del cuerpo, excepto el clítoris.

3. La diversión inicia desde que comienzas a acariciar tu ano, o el de tu pareja, con un dedo lubricado, intercambiarlo por el pene o sustituirlo con el uso de juguetes sexuales o vibrador.

Para poder disfrutar esta variedad del sexo es necesario olvidarse de prejuicios y temores al respecto, ya que debemos considerar que:

1. El sexo anal no es una práctica exclusiva de los homosexuales, aunque claro, ellos lo practican, pero también es una de las formas de sexo preferidas por algunas parejas heterosexuales.

2. Algunas mujeres rehuyen este acto al pensar en “recibirlo” por el ano, pero no hay razón para este temor si se toman las debidas precauciones.

3. Muchas personas experimentan placer al defecar, lo admitan o no.

4. Tu ano no es malo, mucho menos es una parte obscura o misteriosa de tu cuerpo.

5. La culpa es el inhibidor de las delicias anales y la tensión es la causa de la incomodidad.

6. El conocimiento y exploración de tu ano puede conducirte a placeres insospechados y sin límite.

Así que deja fuera de tu mente las malas ideas y prepárate para disfrutar de tu cuerpo.

El sexo anal es muy placentero si se practica con técnicas de higiene y sanidad. No es bueno defecar para asegurarse de que el ano se encuentra limpio y apropiado. Algunas personas gustan de hacerse una lavativa, pero, usualmente, esto es más por estimulación sexual que por necesidad. Una ducha a conciencia es más que suficiente para garantizar la higiene. Si no conoces bien a tu pareja, entonces deberán usar condón, los amantes inteligentes lo usan, no importa con quien lo vayan a hacer.

Recuerda tener a la mano un buen gel soluble al agua, una crema o un lubricante para facilitar la penetración. A algunos les gusta mucho hacerlo evitando el uso de éstos, pero es muy doloroso si no lo practicas regularmente. Si deseas usar un lubricante, manténte alejada de la vaselina u otros lubricantes a base de petróleo. Mientras más lubricante uses, más fácil, limpia, cómoda y placentera será la sesión que tengas.

En tu ano se puede insertar un pene largo fácilmente y la experiencia es muy agradable si consigues relajarte. Tu ano es como un delgado tubo con un pequeño anillo muscular al final. Plug anal de última generaciónEl anillo muscular se relaja y tensa para mantener el excremento dentro y mantener los objetos fuera. Estos músculos son bastante fuertes y son controlados parcialmente por la mente. Tus emociones pueden controlar la tensión en cualquier momento. Si estás sentado en tu computadora leyendo esto, flexiona tus glúteos y experimentarás cómo tu ano se frunce y se tensa. Una buena penetración anal no será placentera a menos que tus músculos estén relajados. Esto lleva tiempo y práctica.

Y recuerda que todo lo necesario para el sexo lo tienes en
http://asesorasdelamor.webcindario.com

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: