Cómo llegar al orgasmo

Nuestras abuelas, incluso algunas mujeres de generaciones posteriores, solo mencionaban la palabra orgasmo entre susurros y eso cuando se atrevían a hablar del tema. Afortunadamente esos tabúes poco a poco han sido acorralados por las batallas libradas a nivel social a favor de la igualdad y la libertad de género. Hoy, nosotras hablamos de sexo con mayor frecuencia e independencia, pero aún no es una guerra ganada.

Pero mencionar la palabra orgasmo no basta para experimentarlo. Desdichadamente a nivel conductual siguen funcionado prejuicios y tabúes que impiden conseguirlo y disfrutarlo.

En realidad llegar al orgasmo no debería ser un problema pues a fin de cuentas es una reacción natural a una serie de sensaciones placenteras asociadas al sexo, pero algunas mujeres padecen durante años de anorgasmia, un problema menos frecuente en los hombres.

Los sexólogos coinciden en señalar que en la mayoría de los casos la anorgasmia no tiene un origen fisiológico y sí psicológico, o está asociada a errores u omisiones en la rutina sexual de la pareja.

Es decir, que no se puede llegar a la meta por el camino equivocado y si estás o has estado con problemas para llegar al clímax, aquí te van algunos consejos para llegar al orgasmo .

Nunca te saltes la etapa de los preliminares sexuales

Comprobado está que las mujeres necesitamos un tiempo mayor que los hombres, al menos 20 minutos, para que nuestros órganos lubriquen y se exciten adecuadamente. Nunca restes importancia entonces a los besos, roces, caricias y a los juegos amorosos. Esta etapa no solo hace posible el orgasmo, sino que es definitoria en la intensidad del mismo.

Deja el estrés y las preocupaciones fuera de la alcoba

Cuando decidas tener un encuentro amoroso concéntrate en las sensaciones que estás experimentando, en el placer que das y recibes e intenta olvidar, al menos por un rato, las ansiedades cotidianas.

Frente a tu pareja, créete la más hermosa

Llegada cierta edad, algunas mujeres comienzan a darle demasiada importancia a lo irremediable: que el tiempo pasa y nos vamos poniendo mayorcitas… Sale una arruga aquí, una estría allá, perdemos elasticidad, en fin, todo un rosario de males aparentes que no afectan la capacidad de amar y ser amadas, así que olvida esos pequeños detalles, multiplica tu autoestima y entrégate plenamente.

Conoce tu cuerpo profundamente

Es preciso descubrir cada rincón de nosotras mismas y sobre todo saber cómo reaccionamos frente a cada estímulo para no confundir las respuestas como ocurre. Un ejemplo, algunas de nosotras se desconcentran al ser estimuladas en el Punto G. Confunden esa sensación con el deseo de orinar y en realidad lo que sucede es que el Punto G se encuentra muy cerca de la glándula de Skene, que a su vez está directamente conectada con la vejiga y es la que produce esta falsa sensación de tener que ir al baño.

No intentes descubrir el agua tibia

Es decir, aunque la novedad y la creatividad son dos aderezos muy convenientes para el sexo, nunca olvides que hay posturas más cómodas que otras para estimular los puntos que nos conducen al orgasmo, no las deseches, al contrario, guárdalas para el momento final de un apasionado encuentro.

Al clítoris… lo que le corresponde

Aunque mucho se habla del Punto G y de la capacidad multiorgásmica de la vagina, no olvides que la mayor parte de las mujeres tienen en el clítoris al auténtico protagonista de casi todos sus orgasmos . No olvides estimularlo como se merece.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: