Bondage, ¿te han atado alguna vez?

Practicado durante siglos por hombres y mujeres, el acto de impedir el movimiento de la otra persona en una relación sexual, ha florecido como medio de satisfacción para quienes buscan en la dominación el encantamiento erótico con el otro.

El bondage ha estado siempre presente, debes recordar las escenas de películas de épocas prehistóricas y primitivas, en las que el hombre ataba a la mujer del tobillo o muñeca para impedir que escapase. Más adelante, en el siglo XIX padres ataban las manos de sus hijos para evitar que éstos se masturbaran y actualmente, la mayoría de las películas pornográficas contienen escenas de este tipo de “juegos sexuales’’. Pero, ¿qué es específicamente el bondage?

El ser atado por pasión, según uno de los libros de la escritora de la colección latina del “Kamasutra” y articulista de la revista Playboy, Alicia Gallotti, “el término significa ligaduras y aunque se practica como parte del sadomasoquismo, el bondage puede ser un juego más en sí mismo. En sus versiones más suaves resulta estimulante a casi todo el mundo por su capacidad de sorprender.”

Despierta la intriga, genera sorpresa y excita no saber qué es lo que va a hacer la compañera de juegos, dónde tocará, besará o qué zona deseará estimular, sin que se pueda intervenir al estar sujeto. No obstante, como en cualquier tipo de práctica, antes de lanzarse a este juego hay que consultar al amante si lo desea y hasta qué grado de intensidad es posible llegar” continúa explicando Alicia.

Aumentando la tensión sexual

Dependiendo de la personalidad de la pareja, el bondage puede entregar diversos beneficios que van desde la descarga de adrenalina, el aumento de la tensión sexual, la liberación de las ondas Alfa (que son las que se emiten en estado hipnótico o de atención difusa), e incluso puede llegar a provocar euforia, dependiendo del nivel de tirantez de las ligaduras.

En el caso de los hombres, generalmente prefieren un bondage en el que se sientan casi indefensos frente a su amante, en cambio otros prefieren descubrir cómo a través sólo de la voz pueden seguir dominando a su pareja pese a estar atados. Hay otros que sienten que el estar atados los libera de ser parte activa en la relación sexual y, por lo tanto, no debe cumplir sexualmente, sino que pueden disfrutar de las sensaciones y dejarse mimar en cierto modo.

La sensación de poder

Por otra parte, quien dirige el bondage, experimenta una sensación de poder única, que es la de tener a un ser humano a tu servicio, aunque el compromiso previo obliga a que el dominante no hagan nada que el dominado haya advertido que no haría. Porque no hay que olvidar que todo es un juego.

La importancia de los nudos

Para poder iniciarse en la técnica del bondage es necesario practicar diversos tipos de nudos para poder aprender a aflojarlos con rapidez, por si llegase el momento de necesitar hacerlo. También es necesario tener a mano un par de tijeras para cortar las cuerdas o las llaves de las esposas, si usas éstas. Eso les entregará tranquilidad a ambas partes a la hora de practicar este juego sexual y se darán por entendidos los límites del encuentro.

Ahora bien, en cuanto a los nudos, estos se hacen firmes pero sin presión, para que no causen heridas. Las palmas se ponen una sobre otra y el nudo nunca debe estar debajo de sus manos, para no molestar. Además, es importante tener en cuenta que no se debe tener atada a una persona por más de una hora y atar las manos detrás de la espalda por mucho tiempo, puede provocar dificultades respiratorias en algunas personas.

También debes recordar que jamás debes dejar solo a alguien que está atado; las ligaduras no se deben hacer en la parte frontal o en los lados del cuello, pues pueden provocar asfixia; y debes tener mucho cuidado de donde se están, pues una persona atada es incapaz de amortiguar el golpe y se puede herir fácilmente.

Ser amo en un bondage, también implica ser un amo responsable, esa debe ser la premisa para el juego no se extralimite e incluso después haya lamentables consecuencias…

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: